Hoy hemos cambiado el portátil por el serrucho y los taladros, y nos hemos ido con los chicos de AUFI(Asociación Universitaria Fabricar e Investigar) a preparar la instalación para el colectivo Fuerte Fuerte Sevilla. El festival de danza, que se celebra del 10 al 12 de abril, llenará los espacios de la antigua fábrica de hilos y tejidos, y es la excusa perfecta para conocer HYTASAL, y para participar de la energía de Fuerte Fuerte.

Fuerte Fuerte Sevilla dura tres días, el tiempo justo para morir y resucitar. Viviremos juntos este tránsito hacia lo desconocido dejando que la acción se despliegue como una gran EXPERIENCIA compartida.
Una sola OBRA que a ratos tendrá la forma de danzas extáticas, o de un viacrucis, o de un mapa para la búsqueda del tesoro. Un solo CUERPO hecho de carnes distintas, de sangres mestizas, de miembros híbridos y tejidos trasplantados.
TRES DÍAS de diálogo, silencio, dispersión, encuentro, comida, bebida, música y “estares” estelares; tres días abiertos a todas las personas que les apetezca asomarse y convertirse en cómplices y compañeras de viaje.
Una dramaturgia global y alquímica, que se apoya en cuatro líneas transversales:
CHOCHO // RAÍZ // CHORRO // CUEVA

CHOCHO
Es el pensamiento en estado líquido. Es sabroso, puede tocarse. Puede ser penetrado. Fuerte Fuerte no considera espacios para el pensamiento de carácter inmóvil; habla de contextos fértiles para la movilización del pensamiento despersonalizado. De Informalismo Organizado. De Pensamiento Vuelto Acción.

RAÍZ
Fuerte Fuerte acoge una serie de Propuestas Raíz. Entes-artistas, seres-persona, trabajos abiertos; trabajos que vayan hasta el final de su propia esencia, colocándola en comunicación con el espacio y el contexto (el entorno, la memoria del lugar y, sobre todo, el tejido de artistas que se vinculen a esta ocupación).
SITE SPECIFIC + TIME SPECIFIC + PEOPLE SPECIFIC

CHORRO
Una sensación festiva que “te pase por encima”, celebrando la garra de estar aquí. Ideológicamente la acción estará situada entre la Semana Santa y la Feria de abril, y es justamente eso lo que proponemos: hacer todo lo que está en medio de esas dos celebraciones; entre el polvo del albero y la cera derretida que llena los zapatos.

CUEVA
Crear espacios para compartir prácticas y procesos, para que los interventores no se vean abocados a la exhibición, sino al compartir festivo. Colocar un contexto para que las personas puedan interconectarse con el espacio y dejar que nazca la obra desde el diálogo. Por ello hablamos de residir en el lugar, de experiencia, de una Casa Simbólica.

Esta mañana nos ha tocado ronda de reconocimiento: cuál será nuestro área de intervención, las necesidades de los asistentes y los artistas del festival, y los materiales de los que disponemos. Con un presupuesto bastante limitado, y usando los materiales que han sido abandonados en la fábrica, hemos empezado a proyectar: espacios de sombra, techumbres, elementos ligeros y móviles.

15815_802169179862792_2603512488766084267_n

¡Listos para fabricar! Foto: AUFI

Teníamos muchas ganas de ponernos a trabajar pronto, así que hemos pasado a la acción inmediatamente: perforar tubos, unirlos con alambres, con hilos, probar diferentes geometrías, medir, serrar y montar las primeras piezas que servirán como prototipos de trabajo durante la semana.