Camelot Research and Visitors Center

CRVC (Camelot Research and Visitors Center) fue un concurso de Archmedium, que presentamos en Abril de 2013. Consistía en hacer un centro de investigación y visitantes para el mítico castillo de Camelot en una colina al sur de Inglaterra, cerca de South Cadbury, donde las bases del concurso decían que podía haber estado situado. Como concurso de ideas la entrega era únicamente un panel A1 con toda la información que el equipo creyese conveniente.

Es difícil englobar el concurso CRVC en una sola de nuestras actividades. Es arquitectura (como concurso de ideas que es), es infografía (por las imágenes que contiene); pero es mucho más, es el germen de que a día de hoy podamos escribir este blog como empresa, de este trabajo nació todo.

Era el primer trabajo que, como grupo, no iba a ser para la escuela. Así que sin dudarlo cogimos los lápices y empezamos a lanzar ideas. Ya no había profesores de proyectos para corregirlas, sólo nuestro bagaje como alumnos para complementarnos a unos y a otros. Cómo no, las primeras discusiones fueron qué o cómo lo hacemos. Se plantearon todo tipo de ideas, el edificio como torre reclamo icónico de la colina, el edificio extendiéndose  en lo alto de la colina, el edificio construyendo la ladera de la colina… Hasta que al final llegamos a la idea que presentamos, un edificio excavado en la ladera de la colina, todo en el mismo nivel.

CRVC_Blog_001

El tener las maquetas hechas en el FabLab nos sirvió para encontrar la pendiente donde más nos convenía excavar el edificio, pero también, ya fuera del concurso, para ir conociendo mejor la maquinaria que más tarde usaríamos para la fabricación de los objetos que veréis en próximas entradas.

El desarrollo de la idea, como siempre pasa a menos que lo haga uno solo, fue un tira y afloja sobre lo que incluiría o quitaría cada uno, tanto en el interior como en el exterior de los volúmenes. Gracias a Dios, los años de trabajo en grupo en la escuela, y el tiempo que nosotros hemos trabajado juntos hizo que ese tira y afloja fuese relativamente rápido.

Pero no todo es el desarrollo de la idea, la representación juega mucho, casi más que la idea en sí. A esto sí que se le dieron vueltas, porque como todo el mundo sabe, para gustos, los colores.

Todos teníamos claro que el proyecto se entendía muy bien desde la sección, por ello la secuencia de secciones estaba clara, no lo estaba tanto el cómo se iban a organizar en el formato. Las secciones decidimos tratarlas con materiales, para que destacasen en el formato.

Lo mismo nos pasó con las plantas, que al final acabaron relegadas a un segundo plano ya que, como idea, el proyecto se entendía muy bien con la volumetría central y las secciones.

CRVC_Blog_002

Share your thoughts