PROYECTO ORNITORRINCO. Concéntrico ’18 – estudioextramuros